- Blog -

- Publicado en

Este veranillo del membrillo (también conocido como el veranillo de San Miguel) nos está regalando, como es habitual, un principio de otoño fantástico, con unas temperaturas casi veraniegas… pero a medida que avance este recién estrenado mes de otoño iremos notando el descenso de las temperaturas, así que ha llegado la hora de preparar nuestro huerto urbano para las labores propias de esta temporada. Si todavía falta algún hortelano por labrar su huerto, este es el momento de despedirnos de los cultivos del verano.

 

¿Qué sembrar/plantar?

Empezamos a hacer sitio en nuestra parcela a algunos de los cultivos típicos del otoño, empezando con la remolacha durante la primera quincena y reservando el ajo para los últimos 15 días del mes. Durante todo octubre, podemos dedicar estas primeras labores también en cuanto al ajo tierno, el calçot,, espinacas, rábanos y, una vez más, también la zanahoria.

 

Trasplante

Estamos en el mes de realizar trasplante de cultivos como borrajas, lechugas, cebolla, remolacha… Si necesitáis trasplantar borrajas o lechuga, podréis hacerlo durante todo el mes de octubre, sin embargo si optáis por el trasplante de cebolla o remolacha, será mejor esperar a las dos últimas semanas de este mes.

 

Cosecha

Como si todavía no hubiera terminado el verano, seguimos disfrutando de todos los regalos que nos brinda el huerto. Nos encanta poder seguir recogiendo tomates, eso sí… habrá que ir despidiéndose del cultivo estrella del verano porque en quince días se acabó la temporada tomatera ;)

Aún así, durante todo el mes podremos disfrutar de una gran variedad de hortalizas: acelgas, lechuga, berenjena, boniato, calabacín, calabaza, judías, pepino, pimiento, rábanos y zanahorias. Tomates y apios solo durante los primeros 15 días y podremos empezar a recoger también alcachofas, patatas y puerros.

- Publicado en

La remolacha pertenece a la familia de las Quenopodiáceas, igual que otros cultivos como la espinaca o la acelga.

 

Pertenecen a esta familia otras 1.400 especies de distintos tamaños y colores.

Nombre científico: Beta Vulgaris

 

Su origen data del siglo II a. C. cuando únicamente se consumían sus hojas y no fue hasta la época de los romanos cuando empezaron a consumir también la raíz. En la actualidad, se consume tanto la raíz como las hojas, igualmente crudas o cocidas.

La remolacha es muy singular por su intenso color. Según las variedades el color oscila desde el rosáceo a violáceo y rojo anaranjado hasta el casi marrón. Y tiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para el organismo, entre otras su alto nivel de flavonoides, que son antimicrobianos, anticancerígenos y potente remedio contra la hipertensión arterial.

 

SIEMBRA, TRASPLANTE Y COSECHA

La remolacha es una planta con buena adaptación, prefiere temperaturas templadas, pero soporta muy bien tanto el calor como el frío, incluso ligeras heladas. Así que la época idónea de siembra de remolacha en el valle del Ebro va desde febrero hasta mitad de marzo y también a principios de octubre, para realizar trasplante en el primero de los casos desde mayo hasta principios de junio. En un plazo medio de unos cuatro meses tendremos rica remolacha para empezar a disfrutarla en la mesa.

 

SUELO Y RIEGO

Prefiere suelos sueltos y ricos en materia orgánica. En cuanto al riego, es preferible regar a menudo con riegos ligeros. La remolacha necesita humedad constante, pero no tolera bien el exceso de ésta por lo que es muy importante comprobar que el suelo está bien nivelado para asegurar una humedad homogénea en la zona de este cultivo y sobre todo para evitar encharcamientos, que serían motivo de enfermedades.

 

PLAGAS Y ENFERMEDADES

Mosca de la remolacha: su larva produce galerías en las hojas.

Gusanos blancos y/o grises: dañan las raíces o el cuello de las mismas, respectivamente.

Pulgón: produce debilitamiento general de la planta.

 

Cercospora: ataca sobre todo a plantas viejas, formando manchas que provocan la necrosis.

Mildiú: ataca a las plantas jóvenes, produciendo manchas amarillentas en las hojas.

Podredumbre: comienza marchitando las hojas y poco a poco va pudriendo la raíz.

- Publicado en

El abonado del huerto

Los cultivos necesitan la presencia en la tierra de gran cantidad de nutrientes para su correcto desarrollo. Además precisan materia orgánica ya que mejora notablemente las características físicas, químicas y biológicas del suelo del huerto urbano.

Los aportes de nutrientes y de materia orgánica los podremos realizar mediante fertilizantes naturales (estiércol, humus o mantillo), con aplicaciones de abono ecológico, o bien mediante una mezcla de ambas, aportando inicialmente fertilizantes naturales como base y, posteriormente, cuando los cultivos empiezan a desarrollarse, con abono ecológico.

Además, hay que tener en cuenta que la materia orgánica mejora la oxigenación y retención de agua del suelo, lo que favorece la actividad microbiana (bacterias, lombrices, insectos, microorganismos, etc.) Así, se  multiplican mas rápidamente, ayudando a dar vida a nuestro suelo, descomponen la materia orgánica, mejorando la absorción de nutrientes y el desarrollo de las raíces, lo que se traducirá en mejor crecimiento y desarrollo de nuestras plantas.

 

Algunos tipos

Existen diferentes fertilizantes naturales para aportar a nuestro huerto urbano:

- De origen animal (estiércol): entre los más ricos en nitrógeno, encontramos el estiércol de oveja y el de cabra, los dos muy equilibrados, ricos en nutrientes y muy recomendables para un abonado de fondo. Por su parte, el estiércol de caballo, de aspecto y consistencia más pajosa, tiene un efecto menos perdurable en el suelo y no es tan rico en nutrientes como los de oveja y cabra.

Existen también otras opciones como el de vaca, similar, en cuatro a nutrientes, al de caballo. Y también podemos contar con estiércoles de gallina (gallinaza) o de conejo, ambos muy ricos en nutrientes pero que pueden suponer un problema si lo aplicamos directamente sobre el suelo, ya que este tipo de abono orgánico conviene secarlo o deshidratarlo previamente.

- Humus de lombriz: obtenido a partir de los excrementos de las lombrices, este abono orgánico se puede elaborar en casa y sus cualidades son increíbles. Más información en este enlace del blog de Hortals: http://www.hortals.com/blog/cultivos-y-agroecologia/lombricompost-humus-de-calidad-para-tu-huerto-urbano

Humus de lombriz

- Compost: se trata de un abono orgánico producido por la descomposición controlada de materiales orgánicos como restos de hortalizas, frutas, hierba, restos de poda… El proceso consiste en realizar montones con los restos, añadiendo agua para su hidratación o bien aireando para ayudar al proceso biológico aeróbico.

- Cultivos como abono verde: Un modo de dar nutrientes a nuestro suelo es incorporar siembras de plantas forrajeras, gramíneas o floras espontáneas, ya que permitirán un aumento de la actividad biológica. Pero para que este tipo de abonos funcionen hay que segarlo en su floración y realizar sobre la tierra un acolchado.

Además de estos fertilizantes naturales podemos aplicar abonos ecológicos ensacados de fácil manejo

- Abono ecológico, que complementa las necesidades nutricionales de nuestros cultivos, procede de materia orgánica descompuesta y procesada (compostaje) para que sea de fácil aplicación. Con su utilización aportamos al suelo nitrógeno, fósforo, potasio y micronutrientes como el azufre, calcio, magnesio y sodio.

Para que el abono sea ecológico debe llevar el sello del Consejo Regulador de la Comunidad Autónoma donde se produce.

abono

Dosis de aplicación

En Hortals disponemos de abono ecológico proveniente de materia orgánica descompuesta y procesada (compostaje), para que sea de fácil aplicación.

Los elementos que aporta son los principales: nitrógeno, fósforo y potasio y micro elementos tales como  azufre, calcio, magnesio, sodio, muy importantes para el correcto desarrollo de cultivos.

La dosis de aplicación para el huerto es de 2.000kg/Ha, es decir unos 200grs/m2.

  • 30m2 -------- 6kg
  • 50 m2 ------- 10kg
  • 100 m2 ------ 20kg

Se aplica a estas dosis aproximadas y se realiza un suave entrecavado para que se entierre, se realiza un riego y comienza a disolverse.

Formatos de venta a granel por kg o en sacos de 25 kg.

  • Precio por kg……………1€/kg
  • Precio saco 25Kg…….23.75€
- Publicado en

El verano empieza a llegar a su fin, pero nuestro huerto urbano sigue teniendo muchísima actividad. Y es que sin duda, septiembre es uno de los meses más importantes para nuestros huertos ya que son muchos las trabajos que hay que ir llevando a cabo este mes. Por un lado, seguiremos recogiendo la cosecha de todos los cultivos de verano y por otro lado, y de máxima importancia de cara a los próximos meses, tendremos que empezar a planificar nuestro huerto para el invierno.

Siembra

Durante todo el mes, podremos sembrar borraja, calçots, cebolla, rábanos y zanahorias. Además, durante la primera quincena prestaremos especial interés en la siembra de la alcachofa y la segunda parte del mes a los ajos tiernos.

calendario huerto septiembre

A la hora de hacer el plantel tenemos que tener en cuenta las peculiaridades que septiembre suele traer consigo. Es un mes en el que todavía tendremos días de altas temperaturas, pero en los que también es más que probable que estos se alternen con días de tormentas o rachas de frío. Además, el día va acortando cada vez más y las noches se empiezan a volver más frescas por lo que también es imporante comenzar a proteger los semilleros y así estar preparados para estos descensos más bruscos de las temperaturas.

Trasplante

Respecto al trasplante, este mes iremos trabajando en nuestro huerto urbano los siguientes cultivos: brócoli, cebolla de Fuentes, col, coliflor, fresas y lechuga.

Cosecha

Los coletazos de lo sembrado en primavera y verano se pueden seguir obteniendo este mes de septiembre. Durante todo el mes recogeremos acelga, apio, berenjena, pimiento, rábano, lechuga, calabacín, calabaza, judías, tomate, pepino y zanahorias. Además, la primera quincena tendremos lista la cosecha de remolacha y la segunda de boniato.