- Blog -

- Publicado en

En el momento que nuestros cultivos de verano ya han arraigado y han superado el trasplante es momento de comenzar a abonar para que produzcan los frutos en cantidad y tamaño que deseamos.

Cuando se preparó el terreno realizamos un aporte de estiércol o compost, que tiene materia orgánica y favorece el desarrollo de los cultivos, mejora la estructura de la tierra y hace crecer a nuestros cultivos, les va a aportando nutrientes poco a poco durante el proceso de descomposición de esa materia orgánica.

Pero ahora para nuestros cultivos de verano, tomates, pimientos, berenjenas, calabacines, pepinos, que son frutos grandes es necesario disponer de esos nutrientes de manera más rápida, por eso realizaremos abonados durante el verano.

Los abonos ecológicos provienen de procesos físico-químicos de desecado, compostado, cribado y extracción de elementos de plantas, etcétera, de materia orgánica, vegetal y animal. No proceden de procesos de síntesis química o industriales de derivados del petróleo o minerales.

abono ecológico abono ecológico

Los abonos aportan de manera más rápida N, P y K que son los principales nutrientes que necesitan los cultivos.

N nitrógeno, favorece el crecimiento de las partes verdes la plantas.

P, fósforo, favorece el crecimiento de la estructura de las plantas, tallos y raíces.

K, potasio, favorece la floración y fructificación.

Es muy importante que haya un equilibrio de estos tres elementos para que nuestras plantas crezcan y se desarrollen bien. Todos los abonos nos indican en el envase con números la proporción de estos elementos por ejemplo 6-6-10, significa 6 partes de N, 6 de P y 10 de K. Además todos los abonos disponen de micro elementos que son muy importantes que los cultivos necesitan en pequeñas cantidades, pero que sin ellos no se desarrollan adecuadamente, Ca, Mn, Fe, etc.

Tipos de abono.

.- Sólidos: los abonos ecológico sólidos suelen estar en formato de pellets, o bolitas. Las dosis suelen estar entre los 200-450 grs/m2, dependiendo de la proporción NPK. Se aportan directamente al suelo con un ligero entrecavado en la base de las plantas. Recomendables para huertos sobre terreno.

.- Líquidos: los abonos líquidos ecológicos se presentan en sobres que hay que diluir o en liquido que también hay que diluir en las proporciones que nos indique ele envase. La aplicación se realiza con un pulverizados o mediante riego. Por lo general son más rápidos que los sólidos porque ya están diluidos, pero también son más caros, Son muy recomendables para huertos en macetas, terrazas y plantas con necesidades especiales, por ejemplo una frambuesa o una hortensia.

abono ecológico

.- Específicos.  Existen en el mercado, abonos específicos ecológicos, para tomates u hortensias, estos abonos tienen una mayor cantidad de algún elemento que favorece el crecimiento de ese cultivo, por ejemplo los abonos específicos de tomate suele tener una cantidad más alta de Ca y K. Existen en formatos líquidos y sólidos.

.- Naturales: los fermentados de ortiga o consuelda, son lo que podríamos considerar abonos o estimuladores naturales, al proceder de fermentados de materia verde, sobre todo aportan nitrógeno, Se deben aportar diluidos en agua de riego o mediante pulverización a menor dosis.

.- Otra posibilidad, son los abonos verdes, que consisten en cultivar leguminosas (veza, habas, etc.) en una zona de huerto, ese cultivo no se recoge sino que se corta y se mezcla con la tierra para el siguiente cultivo. Las leguminosas disponen de unas bacterias que fijan el nitrógeno del aire en sus raíces tejidos, por lo que para el siguiente cultivo, habrá una gran cantidad de N disponible para su crecimiento. Para realizar reste método tendremos que disponer de un terreno grande para poder deja zonas en "reposo" mientras crecen estos "abonos verdes".

 

Durante el verano deberemos abonar unas tres veces, para que tomates, berenjenas y pimientos crezcan en la cantidades y tamaños adecuados.

 

 

 

- Publicado en

Llegado el mes de junio, los huertos ecológicos están rebosando de actividad; aún podemos sembrar una buena variedad de hortalizas, así como trasplantar y además, la cosecha también empieza a ser notablemente superior. ¡Da gusto ver la actividad hortícola de la temporada primavera-verano!

En este mes empiezan a subir las temperaturas, lo que favorece que nuestras hortalizas crezcan en buenas condiciones. Aunque hay que tener en cuenta que durante las próximas semanas subirán las temperaturas y bajarán las precipitaciones, así que es indispensable prestar especial atención a los riegos. 

Durante todo el mes de junio podremos sembrar brócoli, col y coliflor, así como rábanos y zanahoria. Durante las dos primeras semanas, podemos sembrar puerros y si nos decantamos por cebollas y patatas, mejor esperar a la segunda quincena de este mes.

En cuanto al trasplante, las dos primeras semanas pueden darnos mucho trabajo si nos dedicamos al apio, berenjena, calabacín, cebolla, melón, pepino, pimiento, remolacha y sandía. El trasplante del puerro mejor durante la segunda mitad de junio y la borraja a lo largo de todo el mes.

Y dado que llega el verano y esta época se caracteriza por la recolección, podremos recoger durante todo el mes: acelgas, cebolla de Fuentes, fresas, judías, lechuga, rábanos y zanahorias. Seguramente, durante las dos primeras semanas estarán listas las espinacas y los guisantes. Y hacia la segunda mitad del mes podremos degustar calabacín, melón, pepino, sandía y tomate

A disfrutar, hortelanos!

 

 

 

- Publicado en

Los espárragos son los brotes tiernos de la esparraguera. Pertenece a la familia de las Liliáceas, pudiendo encontrarlos verdes, blancos o morados. 

No solo están ricos, sino que además nos aportan multitud de beneficios a nuestra salud. Hemos un listado de hasta 15 beneficios que nos aportan, pero es una hortaliza tan rica en vitaminas que seguro hay muchos más:

1_ Proporciona una piel saludable.

Por su alto contenido en fibra, ácido fólico y vitaminas del grupo A (betacaroteno)

 

2_ Anticancerígeno.

Son una importante fuente del compuesto glutatión, que ayuda a descomponer los agentes cancerígenos del cuerpo.

 

3_ Contra el envejecimiento.

Neutraliza las células radicales que dañan y envejecen el cuerpo.

 

4_ Bueno para el cerebro.

Contiene ácido fólico y vitamina B12, elementos que ayudan a evitar el deterioro cognitivo.

 

5_ Diurético.

Ayuda a mantener sano y activo el sistema urinario, por lo que también favorece el tratamiento de problemas de presión arterial. Todo ello debido a su alto contenido en el aminoácido asparagina, que es un diurético natural. Además,compuesto por una gran cantidad de agua, lo que también ayuda a su propiedad diurética.

 

6_ Bueno durante el embarazo.

Por su alto contenido en ácido fólico, se recomienda durante el embarazo para la adecuada formación de las células nerviosas en el embrión.

 

7. Adelgazante.

Es una hortaliza rica en potasio, muy apropiado para reducir la grasa, por lo que se recomienda en dietas adelgazantes y desintoxicantes.

 

8_Para diabéticos.

Contiene muy poca cantidad de azúcar, así que resulta una hortaliza muy recomendable para personas con diabetes.

 

9_ Laxante.

Es rico en fibra, especialmente celulosa, así que ayuda a regular el tránsito intestinal.

 

10_ Contra el colesterol.

Tiene un bajo contenido en hidratos de carbono y es rico en fibra, de manera que ayuda a prevenir el colesterol y favorece la velocidad con la que los azúcares van hacia la sangre. Por ello, resulta muy recomendable para casos de hipertensión, riesgo cardiovascular y diabetes.

 

11_Ayuda a descansar.

Las vitaminas del grupo B ayudan a que la función cerebral y el sistema nervioso funcionen correctamente, colaborando a mantener alto el nivel energético, cuidando la salud mental y emocional. Además, su alto contenido en ácido fólico interviene en la producción de hormonas que regulan nuestro estado anímico, el sueño y hasta el apetito.

 

12_Cuida el sistema inmunitario.

Por ser rico en hierro, magnesio, potasio y calcio se recomienda en la dieta de pacientes con anemia. Además, tiene vitaminas A, C, E, B1, B2 y B6.

 

13_ Beneficioso para el sistema nervioso central.

Por su elevado contenido en vitaminas del grupo B, los espárragos favorecen el correcto funcionamiento del sistema nervioso central.

 

14. Fortalece nuestros huesos.

Tiene alto contenido en calcio. Solo una ración de espárragos contiene el 70% de la vitamina K que nuestro organismo necesita a diario para la correcta absorción del calcio. Por lo que mantienen fuertes nuestros huesos y elásticas nuestras articulaciones.

 

15_ Cuidan la salud ocular.

Las vitaminas del grupo B presentes en el espárrago previenen enfermedades relacionadas con la mácula del ojo; la vitamina E previene la aparición de cataratas y la vitamina C ayuda a la formación del colágeno, así que es uno de los alimentos más recomendado para cuidar nuestra salud ocular.

 

- Publicado en

NOMBRE CIENTÍFICO: Cucumis sativus

DESCRIPCIÓN

Es un cultivo típico del verano, perteneciente a la familia de las cucurbitáceas. Esta familia son típicas trepadoras y pertenecen también a ella otras hortalizas como la calabaza y el calabacín.

El pepino es la cucurbitácea más antigua, ya que se comenzó a cultivar en La India hace 3.000 años, siendo originario de las regiones tropicales del sur de Asia.

Presenta una piel lisa o áspera, dependiendo de la variedad, pero siempre de color verde, con la pulpa blanquecina acuosa y con semillas repartidas por todo el fruto en su interior.

Plantación 

A estas alturas de la primavera ya deberíamos tenerlos plantados, pero todavía nos queda el mes de mayo para poder dedicarnos a esta tarea.

El pepino tenemos que plantarlo en un marco de cultivo de 60 cm entre plantas. Podemos dejar que se desarrolle por el suelo, pero siempre va a ser mucho más beneficioso para los frutos colocar una estructura de un metro de altura, aproximadamente y de esta manera conseguiremos que la planta se vaya agarrando. Será una estructura de caña similar a las que colocamos cuando ponemos las tomateras. Así, los pepinos se conservan mejor al no estar en contacto con el suelo.

 

Suelo y clima

En cuanto al suelo, el pepino no es excesivamente exigente aunque sí necesita tierra suelta, con buen drenaje y materia orgánica.

Exigente en luz y temperatura, pero no tanto como puedan serlo otros cultivos de la familia como la sandía o el melón. Podríamos decir que necesita una radiación solar intermedia dentro de su familia, ya que no necesita tanta luz y calor como los mencionados, pero sí más que el calabacín o la calabaza

 

Riego

A la hora de regarlos,  es muy importante que lo hagamos solo en el suelo, nada de mojar las hojas ya que el pepino es muy sensible a los hongos en hoja. De hecho, es conveniente que después de tormentas de verano realicemos alguna labor preventiva como realizar tratamiento a base de suero de leche o macerado de cola de caballo.

Necesita riego generoso, ya que es una planta con abundante superficie foliar, pero el suelo tendrá que estar bien drenado para no generar encharcamientos.

 

Cosecha 

A la hora de recolectar el pepino (pasados unos dos meses y medio, aproximadamente) sabremos que ha llegado el momento por el tamaño y el color. Especialmente es importante que no dejemos amarillear el fruto, ya que en ese momento empiezan a producir demasiada semilla y por tanto la planta deja de producir frutos. Por ello, es preferible que los recojamos un poco tiernos y los dejemos madurar en casa a que maduren en la mata.